4.2.06

VITORIA: LA CIUDAD DEL CÓMIC

Nuestra ciudad ha sido desde finales de los setenta sede de un elenco de profesionales que han realizado una intensa y amplia actividad en torno al cómic. Aunque muchos historietistas nacidos aquí hayan tenido que emigrar a otras ciudades con mayor movimiento editorial, el hecho es que su número es extraordinariamente alto en relación con la población de la ciudad. Y así, Gasteiz, hoy por hoy, es la ciudad con mayor índice de dibujantes de cómic por habitante del Estado. Ciudad, por ende, sede de la mítica revista Tmeo, revista de la que hablaremos en otra ocasión. Profesionales del medio como Mauro, Orue, Piñata, Ata, Valverde, Abarrots, Simónides, Rabo, Alvarortega, Kini han publicado sus historietas en revistas de la talla del Víbora, El Jueves, Makoki, El Cairo… Gasteiz cuenta, además, con la presencia del editor Santolaya (Ikusager) y del crítico y guionista Antonio Altarriba.
Y no podemos olvidarnos del colectivo Atiza. Colectivo que aglutina a un buen número de esos profesionales, y que ha desarrollado en los tres últimos años una notable labor en el campo de la promoción del cómic. En el 2003 comenzaron su andadura con la organización del festival “Crash Cómic”. Este evento, el único no ferial en el circuito de festivales de cómic del Estado, fue dedicado a la mítica editorial Bruguera. El libro que recoge todos los contenidos del “Crash” “Los hijos de Pulgarcito”, editado por la prestigiosa editorial bilbaína Astiberri , todavía está disponible en librerías especializadas. Y es que los de Atiza han demostrado ser precursores en el estudio de Bruguera porque ésta se puso el año pasado de moda: el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona inauguró hace meses la exposición “La Factoría Bruguera” (muestra que ahora podemos ver en Montehermoso), la editorial Glenat ha publicado el libro “Guía visual de la editorial Bruguera”, y “El Jueves” ha sacado al mercado “Cuando los cómics se llamaban tebeos” Atiza, además, en el 2004 organizó un intercambio con la ciudad de Buenos Aires. Y a finales del año pasado presentó un necesario archivo digital (www.crashcomic.com), estrenado con ocasión del evento Crash Cómic 05, documentando toda la realidad del cómic alavés de las tres últimas décadas: publicaciones, comercios, exposiciones, autores, premios, editoriales y demás protagonistas, reuniendo información que pueda resultar útil tanto al investigador o periodista como al simple lector.
Por otra parte el colectivo presentó el año pasado un proyecto de creación de un espacio municipal dedicado íntegramente a la historieta: una “comiteca”. Este proyecto finalmente no ha cuajado. Una verdadera lástima porque actualmente no existe en todo el Estado un espacio especializado en cómic. Y es que la integración de este medio en bibliotecas o museos presenta muchos problemas que podrían ser estudiados y resueltos en una “comiteca”.