19.6.06

KABREARTE

Tres personas sentadas. En la terraza de una cafetería. En una plaza. Es de noche. Conversan. No hay nadie más. De vez en cuando miran al frente. Allá donde se entrevén cuatro grandes figuras. De cuatro reyes. Realizadas en arena. Y a su derecha, unas feas gradas vacías. Entra en escena un cuarto personaje. Camina despacio. Llega. Les habla:
Un músico, un escritor y un artista juntos… ¿Confabulando?
Artista: Pues sr. Larrimbe… Hablando sobre lo que ha organizado el ayuntamiento este fin de semana aquí… lo de Kaldearte o Kabrearte
Músico: Sí. Por fin hemos podido venir a la plaza. Se acabó el ruido. Todos los fines de semana hay niños derribando canastas a balonazos. Y este fin de semana había saltimbanquis y yo que sé… Todo a pleno volumen y distorsionado. Ande o no ande que se escuche alto…
Artista: La plaza parece propiedad de la Caja y del Ayunta. No de los ciudadanos. Yo el “finde” ni aparezco por aquí. Parece ser que ruido y actividad son sinónimos de animación. Con lo bien que se está en silencio tomando algo y hablando… Esta plaza sería preciosa sin gradas ni canastas. Pero no hay forma de verla así.
Músico: Se podrían llevar los saraos a los barrios. Pero los hacen aquí para que la gente se choque con ellos cuando pasean. Se aseguran el público. Y ahora: el Celedón y los Reyes de la Baraja en arena. Como en Benidorm. Un día traerán un esquimal para que haga un iglú en medio de la Plaza. ¡Kaldearte 2!
Artista: ¡Y a muchos les gusta esto! Claro, como dicen que tiene trabajo… y dificultad… ¿Escultores? Copistas, como mucho.
Músico: Sí. Ya sabes. Pinta un cuadro mientras haces el pino y será así más arte… Y luego quieren quitar el Monumento. No sé cómo no les gusta el Monumento y en cambio les encantan los reyes en arena.
Escritor: Es que llegan las elecciones. Ya sabes. Como en Roma: pan y circo. Hay que mantener al pueblo entretenido mientras los pisos suben y suben…
Músico: Me podían contratar a mí para tocar una canción de Donnay. La puedo tocar volando por los aires con un txistu… como esos de las campanas del otro día.
Artista: No se puede llamar arte a algo que es puro espectáculo. El arte es algo más… Trasmitir, emocionar, reflexionar. ¿Kaldearte? Yo me kaldeo…
Escritor: Han hecho a un Celedón y a cuatro reyes… mi reflexión es: ¿Y las mujeres de los reyes y de Celedón? ¿Se han quedado en casa? ¡Machistas!
Artista: ¿Habrán pagado esto con dinero del dos por ciento? Una cosa es el rollo folklórico, otra el espectáculo y otra el arte. Lo que no se puede hacer es llamar esto “Kaldearte”… De arte cero. Menuda forma de educar al ciudadano. No me parece mal que se hagan espectáculos, pero que le pongan a cada cosa su nombre. Bueno… y tú Larrimbe ¿porque no dices nada?
Larrimbe: Porque he apuntado todo lo que habéis dicho. Ya tengo mi columna para el viernes. Buenas noches y buena suerte.


-