25.11.06

CREA EN KREA

Ayer me llegó la invitación para asistir a la presentación del nuevo centro cultural de Betoño de la Vital. Saldrán autobuses y todo hacia allá desde el centro de la ciudad. La invitación es chula. Con aire “moderno” y algo “rompedor”. Lo que parece que debe exigirse a cualquier producto cultural para que esté a la altura de nuestros tiempos. A la página web, aunque aparece en la invitación, no he podido echarle un vistazo. No está todavía operativa. Aunque supongo que lo estará en breve. Y, supongo que también tendrá ese aspecto “moderno” y “algo rompedor”. Después me he metido en el buscador Googlee y he tecleado el apelativo del nuevo centro: “Krea”. Aparecen 760.000 páginas en las que el nombre está presente. Desde empresas de diseño que se llaman “Krea”, hasta estudios de fotografía, pasando por un grupo revolucionario: “Kolectivo revolucionando en equidad y autonomía, y luchando en unidad contra la humillación autoritaria”. Me han entrado ganas de visitar su página, pero tenía que acabar esta columna… Bueno, resumiendo: ya tenemos el primer sarao montado y la maquinaria de marketing engrasada para ese nuevo centro cultural. Y una “rompedora” frase de presentación del proyecto en la que se expresan objetivos como “fomentar, generar, exponer, divulgar” unidos al amplio término “centro de creación y la cultura actual”. Supongo que el día de la presentación, a parte de vinos y canapés, a los ciudadanos se nos mostrará algo más.
Los de “Krea” deberían de reunirse cuanto antes con los agentes culturales de esta ciudad. Para contar con ellos y con su experiencia. Sumar y no restar. Porque, si por ejemplo, “Krea” cede estudios gratuitos de grabación a músicos hay que tener presente que ya existen empresas y asociaciones privadas que desde hace bastantes años están trabajando en ese sector. Los estudios privados cerrarían. Y, de la misma forma, si “Krea” quiere trabajar en torno al ocio nocturno, debería de hablar con los chicos y chicas de Gauekoak. Porque, si no, se pueden cargar ese programa. Resumiendo: lo interesante es reforzar el débil sector productivo de la ciudad. Y no entrar en competencia con él. Porque entonces en vez de un “Krea” tendríamos un “Anikila”Creo que hay que dar un voto de confianza a este proyecto. Su enfoque es distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en esta ciudad. Es decir: espacios en los que se consume cultura y ocio importada de todo tipo. Como la “balanza cultural” en Vitoria tiene un saldo negativo porque “importamos” mucho más de lo que “exportamos” un espacio dedicado a producirla es necesario. Ojala veamos crecer en Vitoria un lugar en el que no se mida su efectividad por la cantidad de “clientes” que acuden a ver tal o cual espectáculo disfrazado de cultura. Porque de eso ya hay mucho. Y podamos ver como se justifica la eficacia de un recurso cultural en términos de “fomento”, “generación”, “exposición” y “divulgación”.