14.6.07

COMIC LGTB

Ayer se inauguró en Zuloa la exposición: "Del fanzine al manga Yaoi. Lesbianas, gays y transexuales en el cómic" Esta exposición, que la ciudad de Lleida acogió en 2005 en la Sala Municipal de San Joan, ha sido comisariada por Julián Acebrón y Ana Merino. La Asociación Lesbitoria-Gaysteiz Taldea ha colaborado con Zuloa para que esta exposición pueda verse en Vitoria. La muestra se compone de carteles y textos relevantes relacionados con la evolución de las narrativas del sector LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) dentro de este medio de expresión. ¿Es posible hablar, por lo tanto, de un “cómic homosexual” en los mismos términos que algunos hablan de “literatura homosexual”?
El cómic es un medio en el que, en las décadas de los setenta y ochenta, muchas expresiones alternativas, disidentes, minoritarias como los movimientos LGTB, encuentra un espacio idóneo para construir, expresar, reforzar su identidad. Porque el cómic puede situarse al margen de las estructuras de poder, de las políticas culturales y económicas oficiales, para, desde esa posición lateral, ejercer su influencia sobre aquellas. Es decir: el cómic puede ser, por una parte, un mecanismo contracultural, undrerground. Un medio de resistencia. Y, por otra, un instrumento para construir identidades.
Y es que hoy nos parecen muy lejanas las revueltas de 1969 de Nueva York. Revueltas que eran la respuesta a la detenciones de homosexuales por parte de la policía. Se les detenía por desobedecer una absurda ley: la que prohibía a las personas utilizar ropas del sexo opuesto. Estos incidentes, cuyo aniversario se celebra anualmente como Día del Orgullo Gay, marcaron el nacimiento del movimiento homosexual. Y uno de los objetivos prioritarios de ese movimiento era la supresión de la definición de la homosexualidad como enfermedad en la calificación de la Asociación Americana de Psiquiatría. Ese era el panorama a comienzos de la década de los setenta en el país, supuestamente, más liberal del mundo.
Pero a parte de estas representaciones activistas LGTB dentro del cómic podemos constatar que, además, muchos historietistas actuales introducen en sus obras temáticas que tratan relaciones afectivas y sexuales de todo tipo. De una forma natural. Son obras creadas para un público LGTB y no LGTB. Porque las narrativas homosexuales se han introducido en el cómic de la misma forma que se han introducido en otros medios de expresión como el cine o la literatura. Buscando una adecuación a los tiempo que corren. Y un mayo realismo a la hora de tratar las relaciones sexuales y afectivas que tienen lugar entre los diversos individuos que componen nuestra sociedad.
Es complicado, por lo tanto, historizar un supuesto “cómic homosexual” Esta exposición, desde luego, no trata de hacerlo. Simplemente nos incita a realizar un recorrido por ese cómic que destila cierta preocupación por el universo LGTB. Y a reflexionar sobre conceptos como identidad y género.