6.4.08

NEXT

En Montehermoso se presentó el otro día una nueva iniciativa: Next. Se trata de un ciclo expositivo fruto de la colaboración entre el Centro vitoriano y la Facultad de Bellas Artes de la UPV. Con el encomiable objetivo de visibilizar obras de artistas locales y emergentes. Dos nuevos espacios (no muy amplios) posibilitan que los creadores puedan mostrar varias obras de gran formato. Espacios cercanos a la cafetería, facilitando así que algunos curiosos, amantes del café, puedan contemplar las creaciones de estos jóvenes. En esta ocasión de dos mujeres artistas. Un apunte: no se ha aplicado ahora, por lo tanto, la paridad de sexos. Paridad que pregonaba instaurar en el Centro su director cuando tomó las riendas de este equipamiento hace ya un año. Esperemos que a lo largo del ciclo las/los artistas lleguen a ser pares. No sea que los hombres artistas comiencen a quejarse de trato discriminativo por parte de este Centro Cultural. Centro que se mantiene con el dinero de contribuyentes de ambos sexos y de múltiples géneros. En cualquier caso, y ya en serio, es ésta una buena ocasión para acercarse a Montehermoso y tomar un refresco mientras se contempla las obras de Miriam Isasi y Jesica Martínez. De la primera artista podemos decir que algunos ya conocíamos su trabajo. Miriam expuso en Zuloa hace tres años. Dentro de la programación de este espacio que lleva nueve años intentando visibilizar proyectos de artistas locales y emergentes. En ese sentido Zuloa en 2004 realizó un ciclo expositivo con estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la UPV. “15x15” se llamaba. A lo largo de tres meses quince estudiantes dieron forma a cuatro exposiciones colectivas. Porque en las universidades de Bellas Artes se enseña a producir arte, pero no a producir exposiciones. Y, hoy por hoy, los artistas más que idear obras aisladas podríamos afirmar que generan exposiciones. Muestras en las que las obras tienen que articularse entre sí instalándose en el espacio expositivo teniendo en cuenta las características de éste. En ese aspecto los estudiantes del ciclo “15x15” aprendieron muchísimo: Zuloa es un espacio problemático: mala iluminación, paredes de piedra y suelo rojizo que interfieren con las obras… por no hablar de la escasez de recursos de este espacio alternativo y privado. Todo un reto. Pero para aprender a exponer lo mejor es “entrenarse” resolviendo dificultades. Y he sacado a colación el ciclo “15x15” porque creo que de iniciativas pasadas (aunque provengan del mundo alternativo) tendrían que ser tenidas en cuenta. Para mejorarlas. En ese aspecto creo que “Next” puede ir mucho más allá. Porque ceder un espacio a un debutante para que muestre su obra (aunque se trate de un “buen rincón” en un centro cultural consolidado) con la pretensión de difundir su trabajo, es, cuanto menos, insuficiente. Insuficiente para el artista. Para el centro no, porque le sale barato colgarse la medalla de “promotor” de lo local, de lo emergente.