27.7.08

TMEO 100

Y estos días estoy maquetando el TMEO 100 que estará en kioscos, librerías y garitos&baretos en septiembre. Soy uno de los socios fundadores de la revista, formo parte de su junta directiva, y últimamente tengo que ejercer de maquetador. Pero en esta ocasión estoy disfrutando más de lo habitual con eso de maquetar, que suele ser una labor muy similar a hacer punto de cruz o encaje de bolillos. Porque es un trabajo un tanto monótono. Y la estoy gozando porque éste, el 100, es un número especial de 100 páginas en que colaboran un montón de dibujantes del panorama historiestístico nacional.
Como ya sabéis esta irreverente revista tiene su sede en Vitoria. Y muchos de sus dibujantes son de por aquí. Os coloco aquí al lado la portada que hizo Mauro Entrialgo para el número 7 (1989).

Y pego aquí un fragmento de un texto que habla del TMEO. Un texto, que de verdad, ya no sé si lo parí yo, o lo escribió otra persona, o lo tecleé yo y otro lo cambió, o viceversa. Esto de los textos que se piden, se envían, se publican, luego se leen, otro se basa en ellos... lo de escribir empieza a ser una tarea colectiva. O por lo menos un buen lío.

"En dos ocasiones “La factoría TMEO” ha ganado el premio al mejor fanzine en el Salón del Cómic de Barcelona (1990 y 2001). En 1989 obtuvo el mismo premio en el Salón del Cómic de Grenoble.
TMEO cumplió los veinte años el año pasado y sigue rompiendo esquemas por encima de cadáveres aún humeantes como la señera revista ‘El Víbora’. Sus agudas y ácidas páginas han arrancado carcajadas, y también reflexiones, a un público entregado abierto de miras, no necesariamente lector de cómics, labrándose un camino, no exento de polémicas.
Fundado para reunir, en un principio, a un variado grupo de dibujantes cultivados en los prolíficos años 80 tiene actualmente como meta editorial servir de plataforma a autores que no tienen espacio en sellos profesionales por razones de toda índole.
Teniendo en cuenta que los beneficios nunca han alcanzado para pagar a los colaboradores por su trabajo, el Tmeo es un fanzine, pero tiene una difusión y un peso social mayor que muchas revistas"