15.5.10

MUNDO MEJOR

Invitábamos la semana pasada a todos los vecinos de Vitoria a realizar un gesto: acercarse a Errekaleor bajo el paraguas de una excursión. Sólo nos juntamos diez personas. Pero el “exitoso fracaso” dio sus pequeños frutos. Éste es uno de ellos:
Estimado Iñaki:No nos conocemos. Te escribo porque acabo de leer en DIARIO DE NOTICIAS DE ALAVA, en tu columna AIROTIV, una reseña sobre el barrio de Errekaleor y la marcha que se desarrolló este sábado desde San Cristóbal hasta allí. También hay un artículo de este domingo escrito por Jaione Sanz, en el que se detalla parte de esa visita y aparecen tus declaraciones sobre una posible exposición sobre el barrio, sobre lo que queda.Yo viví en Errekaleor hasta los 7 años. He seguido visitándolo hasta hace dos años cuando mi abuelo dejó de vivir allí. Aquel fue mi paraíso, mi infancia brutal y fresca, alegre y triste a partes iguales. Llevo tiempo escribiendo una novela sobre ese barrio y casi está acabada, lo más probable es que la edite este mismo año. Soy escritor, editor, y tengo una editorial en Andalucía. Te cuento todo esto porque me ha parecido vuestra marcha, vuestra cercanía con ese barrio, fundamental, sobre todo en estos momentos en los que ya casi se da por seguro que lo van a tirar. Creo que lo comentas tú por ahí en uno de los artículos, que Errekaleor, "El mundo mejor", es como un dibujo que quieren borrar del mapa. La especulación inmobiliaria nada sabe de nostalgias ni de paraísos perdidos. Ese barrio fue un enclave fundamental, allí niños como yo aprendimos desde la pobreza material a mirar el horizonte, rodeados de campo, a soñar con la ciudad en la distancia, con esa Vitoria inalcanzable y muchos nos quedamos un poco atascados en aquella primera visión del mundo. Saber que eso va a desaparecer a mí en particular me ha generado un desasosiego tremendo que trato de solventar con la escritura en una pelea contra el tiempo y el olvido. El objetivo de esta carta no es otro que animarte a dejar constancia en esa exposición, en fotos, de ese mundo que se va a perder. Saber que alguien más pelea para que la memoria de Errekaleor no se pierda me ha dado una enorme alegría. Si esa exposición vale para que la gente de Vitoria se acerque al barrio y lo sienta como más suyo e incluso evite su derribo, mejor. Si no, si no llega a eso también es importante por su valor testimonial. Yo he soñado pero creo que no va a ser posible, con presentar, cuando se publique el libro que estoy escribiendo, presentarlo, digo, en el local del antiguo cine del centro social de Errekaleor, pero creo que va a ser imposible, muy difícil, aunque todo se andará. Escrito está para mí y para todos aquellos pobres, perdedores de una guerra y campesinos hastiados, que emigraron a Vitoria y vivieron en Errekaleor durante muchos años, a sus hijos, a los maketos, a todos aquellos ingenuos que pensamos y seguimos pensando que Errekaleor era "el mundo mejor"Un abrazo y mucho ánimo con esa proyecto."Jabo H. Pizarroso.