4.12.13

JOYAS O...

Estos días podemos visitar en la Escuela de Artes y Oficios una intensa exposición que recoge algunos trabajos del inquieto creador Ernesto Uriarte. El título de la muestra, muy explícito, sirve de presentación de la reflexión que propone Iriarte: “¿Joyas o esculturas?”. Porque, ¿qué estamos viendo? ¿Arte? ¿Artesanía? ¿Productos pertenecientes a las ”Artes aplicadas”? Un paradigma, un debate, muy adecuado para ser planteado ahí, en una Escuela de Artes y Oficios. Pues en la exposición nos encontramos con diferentes y numerosas piezas, objetos pertenecientes al mundo de la joyería, de la decoración, de la moda… Un menú muy diverso que es sazonado con fotografías y esculturas. Todo ese material se nos muestra ordenadamente dispuesto en diversas urnas –realizadas también por Iriarte- colgadas de las paredes como si de una instalación, de una gran pieza artística, se tratase. Pues realmente estamos contemplando una sola obra. Que no deja de ser una especie de repertorio de lo producido por Ernesto Iriarte durante tres décadas. El poliédrico creador ha tocado muchos palos: escenografías para teatro, ropa, joyería, restauración, artesanía, moda, fotografía, escultura, decoración… Demostrando que es un inquieto hacedor. Y que lo que vemos, sea arte o artesanía, poco importa. Lo importante es asistir al despliegue de un universo particular, de una visión personal del mundo.

La muestra viene acompañada de un texto pergeñado por el artista Brenan Duarte. Con su permiso, trascribo un fragmento. “Ernesto Iriarte no es un artista, ni falta que le hace. Es un creador nato. Crea mientras respira, conversa, o realiza cualquier acción cotidiana. Lo lleva en la sangre, su estructura biológica está confeccionada a base de células inspirativas. Las fantasías creativas de Iriarte son visualmente impactantes, objetos imposibles de estética “RetroGóticaBarrocaPunk”, cuya etiqueta artística oficial, podría ser lo que se denomina hoy en día como Steampunk -movimiento artístico y sociocultural, de origen literario que actualmente se extiende en el campo de las artes visuales-

Pero, a él, no le interesan las modas ni tendencias. Simplemente, idea, crea, fabrica, desarrolla y construye todo lo imaginable e inimaginable. Sus creaciones y encargos tienen aire de artilugios, inventos, mecanos de estructuras móviles con carácter autómata, donde la maña y la mecánica de afán constructiva son fundamentales. En su trabajo, el proceso, el oficio y la artesanía se fusionan, complementándose entre sí. (…) El conocimiento de técnicas y materiales, no tiene fin para este creador de oficio y artesano de espíritu, cuya filosofía creativa se basa en el reciclaje de “medios”. Sus propuestas, suelen partir en función de los materiales que obtiene, es decir, en la mayoría de sus obras, la idea nace de un material u objeto en principio desahuciado, obsoleto en apariencia, inservible que, una vez observado, procesado, cobra nueva vida.”