10.5.18

LEE CÓMIC

La asociación de dibujantes de cómic Atiza, colectivo conformado por una docena de profesionales de la historieta alavesa -entre los que se encuentran historietistas de la talla de Mauro Entrialgo, Abarrots, Ata o Kini- está poniendo en marcha estos fríos días una campaña que persigue empujarnos a que leamos cómics. Y lo hace de una manera simple pero efectiva: con la edición de un cartel y una postal. Materiales en los que podemos leer un consejo: “Lee cómic”. Y que han sido realizados por el veterano dibujante Simónides. La sencilla campaña fue presentada el pasado mes de noviembre en el Salón de Cómic de Getxo, repartiéndose dicho material gráfico entre el público asistente a la principal cita vasca relacionada con la cultura del cómic.
Dicho material está siendo distribuido por comercios, librerías, tiendas especializadas… del País Vasco y Navarra. En Gasteiz, se están colocando también en nuestras calles, en los espacios habilitados para ello. Cartel y  postal pueden recogerse también por cualquier interesado, en sus horarios habituales, en la librería Zuloa y en el espacio cultural Zas.
Hay que recordar que Gasteiz cuenta con una nutrida cantera de profesionales dedicados al noveno arte. Nuestra ciudad ha sido desde finales de los años setenta una auténtica cantera de aficionados y profesionales que han realizado una intensa y extensa actividad en torno a nuestro medio de expresión favorito: el cómic. Aunque muchos historietistas locales hayan tenido que emigrar a otras ciudades con mayor actividad editorial, el hecho es que su número es sorprendentemente alto en relación con la población de la ciudad. Es lógico, por tanto, poner en marcha iniciativas que pongan en valor ese rico patrimonio inmaterial nuestro relacionado con el mundo del cómic. Iniciativas que sean provechosas para los agentes y ámbitos implicados relacionados con este medio. En esta ocasión, ha sido la Fundación Vital la que ha apoyado esta necesaria iniciativa de Atiza.
El cómic es un arte con unos valores reales que están muy por encima de su aún escaso reconocimiento social. Desde un punto de vista sociológico, los cómics sufren todavía un déficit de legitimidad que, pese a todos los avances de las últimas décadas, parece difícil de superar. El noveno arte sigue siendo un medio situado al margen de la cultural oficial.  Suponemos que hay factores diversos detrás de esta respuesta, cuyo análisis ofrecería resultados muy interesantes. Pero la realidad es que poco hacen nuestras instituciones para cambiar esta situación: no ponen en marcha campañas de animación a la lectura de cómics, no se apoya a las editoriales ni a los autores del medio, no se realizan exposiciones en museos o centros culturales relevantes... En resumen: el cómic es un medio artístico minusvalorado por la cultura pública. Es por eso que es necesario poner en marcha iniciativas como ésta de Atiza. Iniciativas destinadas a nutrir, divulgar y difundir nuestra cultura del cómic.